Los Flying Congrios

Publicación de relatos y poemas

Mi foto
Nombre:
Lugar: Cádiz, Andalucía/Cádiz, Spain

Pescador de Congríos nacido en la antigua Mileto en el año 2000 de la era de John Lennon.

martes, 6 de octubre de 2009

CANAL SUR RADIO

.








Maqui gira la llave y el motor del coche arranca. Se enciende la radio y empieza a sonar el casete que hay puesto. Tras un duro día de trabajo en el puerto de Algeciras, el conductor del SEAT TOLEDO en el que transcurre esta historia regresa a su casa en Cádiz como hace todos los días. Nuestro protagonista es un hombre de 53 años que trabaja de jefe de equipo en una empresa naval. NAVASUR. Transcurren 20 Kilómetros y Maqui ya está hasta los cojones de escuchar la misma cinta de siempre. Además, le duele la cabeza de tanto escuchar las máquinas en el trabajo. Entonces piensa: «Voy a poner la radio y escucho cosas interesantes y gente contando sus historias». Pone la frecuencia modulada en el aparato y empieza a sonar una canción agradable en una emisora de música.

..-En cuanto pongan una canción regulera quito esto.

..Es la una y media de la madrugada. «Menos mal que es jueves y ya queda poco para que acabe la semana laboral», piensa Maqui cuando ve el reloj. Le duele mucho la espalda y tiene muy cargada toda la parte superior y el cuello. Pasados dos o tres temas ponen una canción de funk-soul que no le hace mucha gracia y decide cambiar de cadena. La primera emisora que sintoniza es Canal Sur Radio, aunque en un primer momento no lo sabe, y la deja. Están hablando de deportes y lo deja. Escucha gustoso la información sobre fútbol que dan. Tiene la boca muy pastosa y abre la ventana para escupir. Para hacerlo y que no le salpique la saliva, saca la cabeza por la ventana y el coche se le mueve mucho y casi entra en el carril derecho, por el que pasa un todoterreno que le está adelantando.

..-¡Joder! –exclama.

..Poco después llega a una zona en la que va cambiando el dial y la radio empieza a escucharse con ruido. Decide poner la cinta otra vez.

..-Shake it up, baby… –canta con Los Beatles.

..Pasados unos minutos quita la cinta y vuelve a sintonizar Canal Sur. Ahora un locutor con voz templada y varonil está hablando con una mujer mayor. Por lo que se puede deducir están opinando sobre el caso de un hombre que llamó antes para pedir consejo. Por lo visto está casado, pero se ha enamorado de otra mujer, con la que tiene un romance, y no sabe qué hacer. La señora mayor dice que se tiene que quedar con una o con otra, que a las dos no las puede querer.

..-¿Entonces tú qué harías, Rafi? –le pregunta el locutor.
..-Pues yo me separaría un poco de mi mujer para ver si realmente la echo de menos. Porque, claro, a todo el mundo después de estar toda la vida comiendo macarrones le apetece otro plato.
..-Sí, es normal, Rafi.
..-Pero tiene que saber quién le gusta realmente y elegir una. Yo a mi marido lo perdí, yo nunca lo hubiera dejado pero se lo llevó Dios.
..-Bueno, ¿y cómo es que a esta hora, es la 1 y 40 ya, aún nos estás escuchando?
..-Pues que cuando se fue mi marido el sueño lo perdí. Dormía 3 o 4 horas. Ahora duermo un poco más. Me acuesto sobre las 3 y media 4, cuando acabáis el programa.
..-Entonces tienes el mismo horario que yo –dice el locutor.
..-De acostarme sí, pero yo me levanto pronto –responde la señora mayor–. Como mucho mucho a las 10 estoy en planta. Normalmente a las 7 o las 8 ya estoy despierta.
..-Bueno, cuéntanos algo de ti, Rafi, cómo te ha ido el día, qué has estado haciendo, qué has comido, qué razones te han llevado a ello.
..-Pues mira, acabo de hacer con la termomix… con lo que me lo hago todo…
..-Ah, sí, la termomix, esa máquina que vale para hacer de todo, ¿no? –observa el locutor.
..-Sí, sí, la verdad es que sí. Pues acabo de hacer una empanada con pimiento, atún y cebolla. Y otra con carne, que me ha salido muy rica. Eso es para mañana. Y he cenado una ensaladita y un yogur desnatado, que nunca está de más comer sano.

..Hablan un poco más y el conductor del programa despide a la señora diciéndole que van a dar paso a una nueva llamada.

..-Bueno, buenas noches, ha sido un placer y, nada, felicitaros por el programa.
..-Gracias. Adiós, Rafi.

..Una nueva llamada entra en antena.

..-Hola, mira, te llamaba por lo del hombre este que tenía una amante.
..-Hola, buenas noches, ¿cómo se llama usted, caballero?
..-Rafael.
..-Qué hay, Rafael. ¿Qué quería usted contarnos?
..-Pues te quería decir con respecto a la llamada del hombre de antes, que es que no es lo mismo el amar que el querer… Ahh… se puede querer a dos mujeres… que yo lo sé bien.
..-Ah, o sea, ¿que no es lo mismo amar que querer? –le pregunta el presentador haciéndose el sorprendido.
..-Claro que no, a una mujer se le puede querer con familiaridad y cariño, igual que a una hermana…
..-Hombre, Rafael, está claro que hay diferentes formas de querer. Una cosa es el amor hacia un hijo, hacia una novia, un hermano…
..-A ver, yo me refiero a que uno puede estar casado y tener una amante, que la misma palabra lo dice, se le ama. Otra cosa es el querer, que es normal que se tenga con una mujer, que hay cariño, respeto, confianza. Que a mí me ha pasado de estar con mi mujer y tener una amante y no era lo mismo. Yo en mis tiempos he hecho de todo, he puesto cuernos, he salido de juerga, he ido pa arriba y pa abajo…
..-Ay, ay, Rafael, que ha sido usted un poco polvorilla.
..-Un poco sí, para qué nos vamos a engañar. Y pa la edad que tengo, que ya son setenta años, todavía me aguanta bastante bien el cuerpo.
..-¿Entonces qué consejo le daría usted al hombre que nos pidió ayuda? O qué haría usted. Es que estaba en una situación un poco complicada.
..-Pues seguir con las dos. Otra cosa no puede hacer.
..-Sí, ¿pero no le parece que es algo poco honesto?
..-Bueno, pero es que el amor es como es, no es algo honesto, no lo puedes controlar. Lo único que puede hacer es seguir palante.
..-Bueno, ¿y si se enteran?
..-Pues que se enteren. Otra cosa no puede hacer. Él a la que ama es a la otra. Mira, yo he estado casado hasta hace diez años que falleció mi mujer. Y yo la quería, pero eso no era amor. Te lo digo porque ahora he rehecho mi vida, me he casado otra vez y ahora si estoy enamorado –dice el viejo.
..-O sea, que tú le dirías que siguiera con las dos hasta que la cosa aguantara, ¿no?
..-Sí, sí, yo haría eso.
..-Pues, un saludo, Rafael.
..-Venga, hasta otra, ha sido un placer.
..-Ahora vamos a dar paso a otra llamada –continúa el locutor.
..-¿Sí? –dice el tipo que entra ahora en antena.
..-Hola, ¿cómo se llama usted?
..-¿Eh?
..-Su nombre.
..-Juaquín, me llamo Juaquín.
..-Encantado, Juaquín. ¿Qué nos iba a contar?
..-Pues…

..El hombre empieza a desvariar durante 4 o 5 minutos sin que se vea a dónde va. Entonces el presentador empieza a dirigirlo. Él empieza a hablar de cuando hizo la mili.

..-¿Y de qué año estamos hablando más o menos, Juaquín? –pregunta el conductor del programa pensando ya, igual que toda la audiencia, que era un viejo chocho y que la conversación no llevaba a ningún lado.
..-Pues… del año 66.
..-Ah, vale, estamos con el Régimen de Franco ya plenamente asentado en el país.
..-Sí, sí.
..-¿Y qué pasó?
..-Mire, yo estaba destinado en la Capitanía General.
..-¿Dónde?
..-En Granada. Porque si eras de fuera, blablablablá y yo aprobé un examen y no me fui a África. Me quedé aquí.
..-Y un día hubo una reunión del Estado Mayor.
..-Sí. ¿Y usted qué era? ¿Soldado Raso?
..-Sí, sí.
..-Y había una reunión en una sala. En la sala de… y yo tenía la llave. Y los encerré y tiré la llave.
..-¿Uh? ¿Y eso, Juaquín?
..-Pues no sé, me dio por ahí.
..-Jajá. Le entiendo. Hay veces que uno hace cosas que parecen impensables –dice el locutor con su timbrada y tranquilizadora voz.
..-Ya, ya.
..-¿Y nunca se lo ha contado usted a nadie?
..-Qué va. Me podía haber metido en un lío.
..-Claro, le hubiera costado la cárcel. Si ahora, con la de años que hace, usted ha empezado como teniendo reparo al contarlo.
..-Sí. Bueno, otra cosa… –dice el viejo, que parece un poco chocho.
..-Venga, pero rápido, que tenemos que dar paso a otra llamada –le contesta el locutor, que le va haciendo avanzar lo más rápido que puede, mostrando un claro desinterés por lo que cuenta.
..-Pues mira, que había un comandante que trabajaba conmigo y… blablablablablablablá.

..Así, el viejo inicia un largo monólogo que no parece tener sentido. En una cadena privada le hubieran cortado rápidamente, pero en esta, al ser de servicio público, le dejan seguir el rollo. Al final la cosa acaba con que tenía acceso a todo lo que pasaba en el Estado y muchas veces leía datos en la prensa y pensaba: «esto no fue así, que yo leí ayer lo que pasó».
..Cuando despiden al viejo entra una nueva llamada.

..-Buenas, ¿sí?, cuénteme.
..-Mire, le llamaba por el hombre este que habló antes, que tenía toda la razón.
..-¿Cuál? ¿El qué encerró al estado mayor?
..-No, no, el que decía que se quedara con las dos, que otra cosa no podía hacer.
..-Ah, sí, Rafael.
..-Sí, sí, ese. Es que decía la verdad. Ahora mismo el hombre no puede hacer otra cosa. Yo una época estuve igual. Y no se puede hacer otra cosa, tienes que seguir así.
..-¿Y no te parece poco honrado?
..-Hombre… honrado no es, pero es que en estas cosas no se puede ser honrado con esos sentimientos.
..-¿Y si le pillan?
..-Pues le pillan, no hay otra cosa que hacer.
..-¿Y usted a qué se dedica?
..-Yo soy empresario de la hostelería. Bueno, tengo un chiringuito en la playa aquí en Almuñécar.
..-¿Y qué? ¿Cómo va eso con la crisis?
..-Pues regular, pero vamos, tampoco está mal. Me mantengo.
..-¿Y ha estado usted siguiendo el programa todo el tiempo? ¿Escuchó al señor que llamó pidiendo consejo?
..-No, lo cogí cuando estaba hablando Rafael, pero más o menos lo he ido pillando.
..-Tranquilo, yo se lo cuento. Al principio del programa llamó un señor, que contó que una noche, saliendo en pareja él y otro matrimonio de amigos, entre copas, una cosa llevó a la otra, y, no sabe si refugiándose en el alcohol, se enrolló con la mujer de su amigo. Y la relación había seguido, no la habían podido parar, y el hombre ha llamado para pedir consejo porque está asustado, ya que esto puede costarle su matrimonio. ¿Usted que haría?
..-Uhh… si es un amigo la cosa cambia. Cuando era más joven era distinto y he hecho otras cosas, pero ahora, que ya tengo 35 años, si fuera un buen amigo no tendría una relación con ella. Amigos se cuentan con una mano y mujeres hay muchas –contesta el tipo.

..-Jejé, este tío habla como un moro –comenta Maqui en voz alta. En ese momento ya ha entrado con el coche en su ciudad.

..Llega a su barrio. Da unas vueltas buscando aparcamiento. Tras unos minutos lo encuentra en una calle junto al mar. Pone el intermitente izquierdo y maniobra para estacionar. Lo hace muy relajado, escuchando la radio con atención. Deja el coche perfecto, maniobrando más de lo que lo haría normalmente, y se decide a bajar. Entonces, gira la llave y el motor del coche se apaga. La radio deja de sonar.

Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

Blogger Desde Adentro... ha dicho...

Hola!! pasaba a conocer tu blog... leí mas o menos lo q escribiste y me resultó interesante...

gracias por tu comentario...

dsp voy a pasar con más cuidado!!

nos vemos pronto...

besos..

8 de octubre de 2009, 4:22  
Blogger KaRmen ha dicho...

Chale...me provovó varios sentimientos el texto...eso de la infidelidad se me hace de lo peor...
Muy interesante la historia...saludos!

9 de octubre de 2009, 20:16  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal