Los Flying Congrios

Publicación de relatos y poemas

Mi foto
Nombre:
Lugar: Cádiz, Andalucía/Cádiz, Spain

Pescador de Congríos nacido en la antigua Mileto en el año 2000 de la era de John Lennon.

viernes, 14 de mayo de 2010

EL CAMINO DE LA VIDA (CAPÍTULO 6 1/3)

.
.
.
.
.
.
.
.
.

Tras dormirme esa noche desperté destrozado Cof Oooofffffshhhh oof Cof Oooofffffshhhh oof –tosía muy fuerte sin parar. Iba al baño y escupía mucha sangre. Me enjuagaba la garganta con agua y me sentía mucho mejor. Después a la cama otra vez.
..Con esos padecimientos pasé unas semanas sin mucha actividad. Estuve revisando lo que tenía escrito y la novela estaba bastante avanzada. Para el diario recopilé cosas antiguas y ya tenía suficiente, si escribía algo más vale, pero no era necesario prácticamente. En cuanto a Vicky había estado un poco pachuchilla últimamente, decía que su Paco ya sí que no le daba ninguna bola, que lo suyo ya estaba acabado. Ella era lo único que me alegraba un poco los días. Yo la intentaba animar. Aunque yo sí que estaba cada vez peor. Qué salud más mala, eso sí, lo voy a llevar con dignidad, en el momento en que no me pueda valer por mí mismo y me lo haga en los pantalones me meto un tiro.
..Esa tarde me llamaron de la editorial para concertarme una comida con el jefe. Ni se dignó a hacerlo él, pero por lo menos no me han despertado. La cita sería el día siguiente a las 2 menos cuarto en El Boniato, un restaurante al que el jefe y yo habíamos ido en otras ocasiones y nos había gustado mucho. Siempre acabábamos doblados.
..Minutos después de la llamada sonó el timbre.
.
..-¿Quién es? –pregunté a través de la puerta.
..-Somos los detectives que estamos investigando el asesinato de la vecina del 3º. ¿Puede salir? Que venimos a hacerle unas preguntas rutinarias.
..-Pasen –dije tras mirar por la mirilla y reconocer (o al menos eso creí) a los investigadores que había visto la noche del crimen.
..-Buenas tardes, caballero. Somos Jessica Fletcher y Mr. Watson. Venimos a plantearle una serie de cuestiones sobre el asesinato de su vecina –me informó de nuevo con amabilidad la mujer rubia.
..-De acuerdo, siéntense –les contesté señalando al sofá–. Les ofrecería unas patatitas, unas aceitunitas o algo, pero va contra la política de la casa. Me comprenderán ustedes.
..-Sí, claro, en peores plazas hemos toreado.
..-Jejé.
..-¿Dónde estaba usted la noche de autos?
..-Pues estaba descansando en casa de un trabajador de la editorial para la que escribo. Porque soy escritor, ¿saben? –dije de forma alegre y orgullosa haciendo una confidencia sobre mí que no solía hacer.
..-Ah, qué interesante. Yo también –me contestó la mujer.
..-Yo también he estado algo vinculado con ese mundo –dijo el hombre–. Pero prosiga. ¿Tiene usted coartada?
..-Sí, claro, estaba con el tipo que les dije, con Jack, después cogí un taxi y vine para acá. Y cuando llegué me encontré lleno de gente el portal, que todo acababa de pasar.
..-Lo tendremos que comprobar, porque nos han dicho que con su vecina no se llevaba muy bien, que ella de usted a la gente le hablaba mal.
..-Normal, a ver, yo no me llevaba mal, pero era una mujer muy mala, estaba amargada, echaba pestes de todo el mundo, se quejaba por nada, hacía ruido para molestar…
..-Bueno, sí, eso parece, es lo que casi todos nos han dicho. Desde su hámster hasta su gato, pasando por su ex marido y Rodrigo Rato.
..-Normal. ¿Y de verdad es necesario que me investiguen a mí? ¿creen que tengo algo que ver? –les pregunté.
..-Pues no. No se lo debería decir –dijo la Sra. Fletcher– pero tenemos sospechas de que ha debido de ser alguien de La Ruta del Bakalao, porque hemos encontrado drogas de síntesis en el piso y al ladrón se le cayó propaganda de una discoteca. Aunque esta no es de ese rollo pastillero, la frecuentan más los universitarios y los estudiantes extranjeros.
..-Pero esos se meten lo que pueden –le dije yo.
..-Sí –contestó el Doctor Watson–. Además, también sabemos que ella estuvo en un par de bares en los que ponen House, Hardcore y demás música electrónica y bailando por la mañana junto a los coches unos días antes de su muerte. Tenemos testimonios fiables que lo certifican.
..-Joder con la vecinita arpía.
..-Sí, aunque es todo muy extraño, hay algo que no parece encajar –añadió después el bigotudo.
..-Pero es que esto no es un puzle.
..-Bueno, nos tenemos que ir, señor –se despidió con amabilidad la Sra. Fletcher–, cuando sepamos qué ha pasado le mandamos un SMS o venimos a contárselo.
..-Jajá. Sí, claro. Bueno, adiós.
..-Adiós. Arrivederci –me dijo el doctor y se fueron.
.
..«Qué gente más loca», pensé. Después me puse con la novela.
.
..…y todo empezó a ir sobre ruedas, él estaba incluso más animado y feliz, hasta su carácter mejoró. La chica era rubia y preciosa, aunque si no hubiera sido porque ella había ido a buscarlo ni siquiera le habría llamado la atención.
.
.
.

Etiquetas: , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal