Los Flying Congrios

Publicación de relatos y poemas

Mi foto
Nombre:
Lugar: Cádiz, Andalucía/Cádiz, Spain

Pescador de Congríos nacido en la antigua Mileto en el año 2000 de la era de John Lennon.

lunes, 4 de enero de 2010

TACONES, BOLSO Y MUCHA ESPALDA

.








Todo empezó una noche en un bar. Rasty Michels está muy borracho ya y no puede ni tenerse en pie sin apoyarse en la barra. La gran cantidad de vodka, cerveza y whisky que ha ingerido ya ha causado efecto, los estragos en su cuerpo son claros: habla con dificultad, su equilibrio es precario y tropieza con todo, intenta ligar con cualquier mujer que ve… Es entonces cuando Melany entra en escena.
.
..-Perdón –le dice el tipo vestido de princesa al tropezar con él.
..-No pasa nada, guapa –le contesta él sin advertir su condición–. ¿A dónde vas? Si quieres te invito a una copa.
..-Voy al baño, ahora vuelvo.
.
..“La chica” se va y él empieza a hablar con un señor de mediana edad que tiene al lado en la barra.
..-Qué nochecita –le comenta el hombre–. Estaba durmiendo y de repente se ha encendido el cepillo de dientes eléctrico. He ido al baño a desconectarlo y nada, no se apagaba.
..-Jajá.
..-Sí, usted se ríe, pero a mí me ha desvelado. He pensado en tirarlo por la ventana o clavarlo en la pared, pero he decidido que lo mejor era desenchufarlo e irme a la calle hasta que se apagara.
..-Jajá.
..-Bueno, es normal que se ría, tiene su gracia.
..-Sí, jejé.
.
..En ese momento Melany sale del baño y se acerca a él.
.
..-¿Dónde está esa copita a la que me ibas a invitar?
..-Jejé, realmente no tengo dinero, pero te puedes quedar aquí conmigo. Toma, ¿quieres un buchito? –contesta Rasty Michels ofreciéndole un vaso de tubo con dos dedos de los restos de un cubata en el que ya sólo queda el hielo derretido con un poco de color de la coca-cola.
..-No, da igual, jajá, qué tío. Me voy a pedir un vodka, ¿tú quieres algo?
..-¿Un vodka? Eres la mujer de mi vida, jejé. Bueno, si me invitas a uno no me voy a quejar, preciosa –responde guiñándole un ojo.
.
..Esa noche terminaron en su cama y, a pesar de que ni era homosexual ni había tenido antes una relación de ese tipo, cuando Rasty Michels desnudó a Melany tras que le practicara una felación restregándole las tetas por el miembro, no le importó penetrar su trasero aunque descubrió que tenía pene, pequeño y poco activo pero un pene.
..Ahí empezó una bonita historia de amor pero también con muchos momentos duros, con algo de amor pero con muchos momentos duros.
..Días después la joven transexual se mudaba al cuchitril de Rasty Michels, que ya prácticamente se podría decir que era suyo, porque desde ese momento ella empezó a pagar todos los gastos. Él seguía sin trabajo y Melany compraba también la comida y la bebida que consumían. Al principio todo era diversión, vicio puro, no había tensión entre ellos, todo era sexo y alcohol, estaban inmersos en una existencia hedonista y sólo había camaradería y pasión entre ellos.
.
..-Cariño, hazme una mamada –le decía él a su pareja al despertar.
..-Y tráeme una cervecita.
.
..Entonces se la bebía mientras le hacía el trabajito. A veces era un whisky. Pero una mañana que ella no tenía ganas de realizarle el repasito en los bajos la cosa se puso fea y él le chilló.
.
..-¡Para una cosa que te pido!
..-Que me dejes en paz, que eres un coñazo.
..-¡Vete a la mierda! ¡¿Tú te crees que a mí me gusta pedírtelo?!
..-Bueno, es que ese no es mi problema.
..-Ya, pero a quién se lo voy a decir. YA TE VALE, ¡¡PARA UN FAVOR QUE TE PIDO!!
..-¿Un favor?, que yo recuerde te la como todas las mañanas y te hago casi siempre lo que quieres, además, yo soy la que está pagando el piso y todo lo que comemos y bebemos.
..-¡Ah, conque esas tenemos, me lo estás echando en cara!
..-¡Es que te aprovechas de mí!
..-¡¿No será al revés, que tú me has comprado?!
..-Da igual, no quiero seguir hablando, va a ser peor.
.
..Entonces, pasados unos minutos, se estaban haciendo arrumacos y se emborrachaban y abrazaban juntos y acababan reconciliándose con una buena sesión de sexo. Los buenos momentos también abundaban y se daban gran cantidad cariño en multitud ocasiones.
.
..-Cielo, te he traído los bombones esos que tanto te gustan –le sorprendía él a veces entregándole la caja junto con una flor y algunos emotivos versos que había escrito en una hoja.
.
..Pero la mayoría de las veces no se podía permitir comprar nada, sólo trabajaba muy de tarde en tarde descargando cajas de pescado en el muelle, y omitía los bombones del regalo. En cambio ella sí que tenía unos ingresos más frecuentes, trabajaba limpiando un par de portales y practicaba de forma esporádica la prostitución, lo que le reportaba bastaba dinero. Muchas veces que llegaba cansada y desanimada a casa él se encargaba de animarla y mimarla.
.
..-¡Ay, guapa, ven aquí! –le decía y le daba un buen masaje y le regalaba los oídos con piropos durante un buen rato, eran más felices que el coyote cuando leyó la esquela del correcaminos.
.
..Pero, a pesar de los ratos agradables, la suya era una tempestuosa relación amor-odio. Una clara muestra de ello se produjo una vez que tuvieron una pelea, Melany se marchó y él salió a emborracharse y le dieron una paliza. Ella le ayudó mucho mientras se recuperaba de sus heridas, hizo que los golpes le dolieran menos, esos instantes agridulces fueron de los momentos más felices de su relación.
Aunque, finalmente, pasó lo que tenía que pasar, todo acabó, se habían faltado tanto al respeto que ya no podían seguir juntos.
..Un día, que Rasty Michels se había pasado con la grappa y la cerveza y además había tomado un par de trankimazines abajo con unos ex presidiarios, se le cruzaron los cables y le soltó a “la chica”:
.
..-Manuel, eres asqueroso, eres grotesco.
..-Déjame, tío mierda –contestó ella. Le molestaba mucho que la llamara así, por su nombre, y, en general, que la tratara como un varón.
..-Es que me das asco, eres un fantoche, eres esperpéntic@, me das vergüenza, eres un monstruo, ¡¡BICHO!! ¡Travesti de mierda!
..-Hijo de puta –dijo Melany yéndose para siempre.
.
..Y así acabó la historia entre ellos, que, aunque todavía se recuerden y se echen de menos, e incluso lamenten su ruptura, saben que no estaban hechos el uno para el otro y que dejarlo era lo mejor para los dos. Los buenos momentos siempre quedarán, pero los malos fueron escritos en la arena de la orilla y las olas que traía la marea de los años se encargarían de borrarlos. Los otros quedarían grabados en piedra.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios:

Blogger Petardy ha dicho...

Feliz 2010 desde Petardylandia :D

5 de enero de 2010, 14:30  
Blogger Ermo ha dicho...

qué bueno!

8 de febrero de 2010, 15:39  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal