Los Flying Congrios

Publicación de relatos y poemas

Mi foto
Nombre:
Lugar: Cádiz, Andalucía/Cádiz, Spain

Pescador de Congríos nacido en la antigua Mileto en el año 2000 de la era de John Lennon.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

DÍAS DE VINO Y SOMBRAS 3/3

.
.
.
.
.
.
.
.
.
En ese momento llega un vagabundo al bulevar y se sienta con su mochila junto a un árbol.
.
..-Ey, chicos, nos vamos a ir –dice Alberto.
..-¿Adónde vais? –pregunta Rasty.
..-Allí al Malecón a la zona de las discotecas.
..-Vale, a lo mejor nos vemos después por allí.
..-Venga, adiós –dice Alberto y se va con su banda.
.
..Rasty Michels y Skopje apuran la botella de vino y ven que junto al vagabundo hay ahora un hombre con poco más de 40 años con la cabeza afeitada y una gorra. El tipo, que tiene la cara picada de viruela, los llama levantando el brazo y profiriendo un sonido.
.
..-¿Tenéis un cigarrito? –les pregunta con voz gutural y haciendo con la mano como si diera un calada.
..-Sí. Toma –dice Rasty Michels alargándole un cigarro que saca de su paquete de Lucky Strike. Se ponen a hablar y entre una cosa y otra ya se quedan allí hablando con los dos tipos.
.
..El vagabundo, que tiene unos cincuenta años y una melena canosa y negra con una calva en medio, les parece un tipo relativamente razonable. El otro es carne de presidio, un delincuente violento y sin escrúpulos, aunque se muestra más o menos afable. El de melena, que es gallego, les dice que tiene una hija de su edad. También les cuenta una historia de una vez que subió una montaña con dos maletas llenas de coca en medio de un chaparrón enorme. Les dice que iba con un amigo, que fue apresado por la policía, pero que él logró huir.
.
..-¿De veras? –le pregunta Rasty Michels.
..-Sí. Si tú supieras lo que he vivido yo –le contesta el vagabundo. Todos beben de un potingue que tiene el gallego con vodka, ginebra y algo de refresco. También tiene un poco de whisky. Se ponen a hablar de música y, de pronto, con una voz crujida por la vida, el tipo de la gorra salta:
..-¿Sabéis una que dice… Macarra de ceñido pantalón, pandillero tatuado y suburbial, hijo de la derrota y el alcohol, sobrino del dolor, primo hermano de la necesidad –y empieza a cantar lento y monótono pero sintiendo cada palabra.
..-Tuviste por escuela una prisión, por maestra una mesa de billar, te lo montas de guapo y de matón, de golfo y de ladrón y de darle al canuto cantidad –se le une Rasty Michels, al que El Pegalajar, que así es como llaman al expresidiario, dirige con la mano para que no se acelere. Aunque realmente es él el que va más lento que la canción original.
..-Buen tema de Sabina –comenta el joven cuando acaban.
..-Sí –le contesta el tipo, que tiene la voz todavía más ajada que la de Sabina– ¿no te sabes ninguna de las del Torete y El Vaquilla?
..-Qué va –contesta Rasty.
.
..Entonces, El Pegalajar, que es cojo, tiene una pierna que es como un palo, se levanta con dificultad y empieza a cantar una rumba que critica al trabajo y justifica el mundo de la delincuencia. Rasty Michels lo mira muy serio, como deleitándose, mientras que Skopje sonríe y ríe levemente evitando soltar una de las contagiosas carcajadas que se le escapan a menudo.
.
..-Los temas de Los Chichos son mu guapos también –dice tras unos momentos el hombre.
..-Ahh –contesta Rasty, que está muy animado. Después le sugiere a Skopje que vayan al Malecón para entrar en algún tugurio. Skopje, que está más sereno que él, le dice:
..-Yo creo que es mejor que nos quedemos aquí en mi bulevar y dentro de un rato nos vayamos a tu casa a bebernos unas cervezas.
.
..Rasty Michels, que está muy animado, pero también muy perjudicado por el alcohol y el ansiolítico, no atiende a razones e insiste en que quiere ir a la zona de los bares. Al final, como un hombre que debe enfrentarse a su destino, Rasty Michels se marcha hacia allí y Skopje decide seguirle. Cogen por el paseo junto al mar y cruzan unas murallas defensivas del siglo XVIII. Cuando van por allí Skopje dice:
.
..-Rasty Michels, ¿tú sabes que ese hombre, Jorge, “El Pegalajar”, se quedó cojo yendo con el padre de Rubén en un Derbi Variant?
..-No.
..-Pues sí, tuvieron un accidente por el descampao de La Bahía y se partió la pierna.
Después no haría una buena rehabilitación o algo y le quedó la pierna mal.
.
..Rasty Michels mueve la cabeza y contrae el gesto como asintiendo.
.
..-El nota es del Lebón, de allí al lado de Guillén Moreno. Por lo visto sus padres tenían un chatarrero en Santa Ana.
.
..En diez minutos están en El Malecón, junto a las discotecas. Están un rato frente a ellas y ven a Richi, un viejo amigo. Después llegan para saludarles Tallín y su colega. Estos se van con Skopje y Rasty Michels y Richi suben por unas escaleras a un paseo que hay en la parte trasera de los locales. Allí está el tipo que le dijo al yonqui que les diera coba. Rasty Michels pasa mirándole con una mirada de rencor y odio que expresa todo lo que siente. Uno de los tipos, que tiene una sonrisa horrorosa con dientes negros y a los que les faltan pedazos, se va hacia él, que gruñe furioso. El tipo, que está rodeado de al menos de 10 jóvenes peligrosos, le asesta una patada en la barbilla que le hace una herida, un corte que le levanta un poco de piel. Él, que se ve asediado por una multitud y sabe que Richi se ha ido corriendo, baja torpemente la escalera lo más rápido que puede. Skopje, que está pensando: «Qué estará haciendo este tío?», lo ve aparecer a unos metros. Se acerca tambaleándose y derruido, con la cabeza y la espalda doblados hacia adelante. Su amigo, que le ve sangre en la barbilla, le pregunta qué le ha pasado.
.
..-Los tipos del callejón que te dije –contesta él arrastrando las palabras como un yonqui a causa del tranquilizante.
..-Joder, vámonos, tío –le dice Skopje.
..-Yo me meto en la pelea si te hacen algo –dice un “amigo” al que conocen desde hace años llamado José Luis.
..-Espera, tío, que ha bajado el nota que me he dado la patada. Quédate aquí y ahora vengo yo.
..-No lo veo, no creo que sea buena idea.
..-Quédate aquí y estate atento a lo que pasa.
.
..Tras decir esto, Rasty Michels sube unas escaleras por una zona un poco más alejada, con bastante sigilo para lo perjudicado que está, y agarra una botella de J&B por el gollete y baja de nuevo con la intención de rompérsela a su agresor en la cabeza. Se acerca de improvisto y se lanza contra el tipo con la botella pero debido a su estado psicomotriz no le golpea demasiado fuerte. Entonces, él y Skopje empiezan a luchar a puños contra él y unos cuantos más que aparecen. Rasty Michels está muy lento pero da algún buen puñetazo y Skopje rompe un par de narices. Pero ellos, sobre todo Rasty Michels, con quien se ceban 3 o 4 tipos, salen bastante maltrechos también. Por suerte, sus enemigos son postadolescentes sin demasiada corpulencia. Pero les propinan incluso algunos navajazos. A Skopje le dan en la cadera y a Rasty en el antebrazo, atravesándole la camisa. Aunque la navaja era muy chica y son pequeños cortes superficiales. (Mientras, José Luis se había quedado a un lado mirando sin intervenir para nada. Su semblante serio y pálido lo decía todo. La expresión de su cara expresaba asombro y pánico, tenía los ojos muy abiertos y todo el rostro contraído).
..Tras los golpes recibidos, Rasty Michels se queda por la zona en una especie de lucha contra el mundo y la gente se agolpa en torno a él. Unos jóvenes desconocidos, sobre todo uno con una corta melena rubia con la raya en medio, le animan. Le dicen que para la lucha desigual que han mantenido han logrado dañar bastante a sus contrincantes.
.
..-Yo he visto a uno con la nariz sangrando –dice el chico rubio.
..-¿Que sí? –pregunta Rasty Michels medio aturdido.
..-Sí, a uno le metiste una buena trompá, que yo lo vi.
.
..Después, Rasty se pone a increpar a algunos de los implicados, que refunfuñan y amenazan unos metros más lejos. En ese momento, entra en escena un tipo muy moreno de pelo y de piel, al igual que casi todos los demás. El joven, que es más o menos de la edad de Rasty Michels pero más delgado, le echa una mirada maléfica. Empieza a hablar de forma más o menos relajada. Pero pronto empieza a decirle:
.
..-¡VETE! ¡¡VETE!! ¡¡¡QUE TE VAYAS!!!
.
..Él, que está borracho y drogado, no reacciona. De repente, el joven le empieza a pegar puñetazos y empiezan a lloverle en golpes en la cabeza y el costado. Lo cogen por el pelo y lo arrastran. En un minuto le dan una paliza. Sangrando y tambaleándose y casi sin ver por la hinchazón que le cubren los ojos, se aleja subiendo una cuesta. Una chica joven de unos 19 o 20 años que lo conoce y con la que se ha enrollado ocasionalmente, se acerca al verlo en ese estado. Lo acerca al hospital en su moto. Un scooter. Allí le ponen puntos en la barbilla y le dan unos calmantes. Ve en la sala de espera a los jóvenes que hablaron con él antes de que le propinaran la paliza y charla un poco con ellos. Le lavan y le desinfectan las heridas.
..Tras salir de urgencias, ella lo lleva a su casa. Sube a su habitación y se duerme esperando que cuando despierte todo sea mentira y no haya ocurrido nada de lo que ha vivido en las últimas horas. En sus sueños, desde luego, nada ha pasado. Despierta y se mira al espejo. Su rostro sigue siendo monstruoso. La hinchazón alrededor de los ojos aún es exagerada. «Joder, mi rostro está totalmente desfigurado, espero que mejore y vuelva a ser guapo otra vez», piensa. Vuelve a la cama y se queda allí hasta que se pone el sol. Cuanto más tiempo pase dormido, sin vivir la realidad en la que está inmerso, mejor. Eso es lo que bulle en su cabeza. Además, su cuerpo, molido por los golpes, necesita un buen descanso. Pasará un tiempo en su casa recuperándose. Cuando no puede seguir en la cama se levanta y mira por su ventana. Ve en la calle a Rodia, un pequeño crío de 7 u 8 años que está siempre rondando por allí.
.
..-¡Eh, golfete! –lo llama.
..-¡Qué pasa, Rasty Michels!
..-¿Me haces un favor y te doy un par de euros?
..-A ver qué es.
..-Acércate ahí al portal del piso rojo y llama al 4ºC. Y cuando te lo cojan, di: «de parte de Rasty Michels que vayas a verle».
..-Vale.
..-Toma los dos euros, Rodia –dice el herido tirándoselos–. Ve, ¿eh? No me falles.
..-Sí, sí.
..-Y bueno, si no te contestan, quédate los dos euros pero ven a avisarme.
..-Vale, vale.
.
..Rodia se va y él se queda esperando que aparezca su novio para ayudarle a pasar la tormenta. Poco después llega y pasa con él esa noche y va a visitarle los días siguientes. En el fondo es dependiente emocionalmente. Tardará más de una semana en estar más o menos recuperado. Durante ese período escribirá muchos de sus mejores poemas. Quizás con el tiempo Rasty Michels consiga el reconocimiento que busca. Supongo que al final todo el mundo tiene lo que se merece. O no.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

2 comentarios:

Blogger María Jiménez V. ha dicho...

Envolvente y bien trabajada narrativa.
Fue un gusto navegar entre tus letras.
Saludos

17 de diciembre de 2009, 2:36  
Blogger Amanteceres ha dicho...

Que tus ojos vean la Paz,
Tus manos realicen Ilusiones,
Tu boca saboree sonrisas,
Y tu corazón alcance Amor,
Que seas siempre Feliz,
¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Besos de Turrón.

20 de diciembre de 2009, 20:46  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal