Los Flying Congrios

Publicación de relatos y poemas

Mi foto
Nombre:
Lugar: Cádiz, Andalucía/Cádiz, Spain

Pescador de Congríos nacido en la antigua Mileto en el año 2000 de la era de John Lennon.

martes, 10 de marzo de 2009

MI CORAZÓN ESTÁ CON RESACA DE VODKA, RON, GINEBRA Y WHISKY









Corría el año 2009, era viernes, un viernes cualquiera de febrero. Esa madrugada se jugaba la final del mundial de selecciones absolutas de fútbol. El partido se jugaba en México a las 7 PM, por eso aquí empezaba a las 2 AM. –¿Un tercer mundial de fútbol en México en un año no bisiesto y en febrero?, se preguntarán. Sí, es mi relato y pongo lo que me da la gana–. Un grupo de jóvenes que no se conocían entre sí se reunieron en casa de una amiga común para ver la final por televisión. Jugaba la selección anfitriona contra la del país de los jóvenes. Era una pequeña ciudad costera de poco más de 100.000 habitantes. –¿Pequeña con más de 100.000 habitantes? Sí, la gente estaba muy apelotonada–. Había gente de todas partes del país. –¿Que dónde, si en la casa o en la ciudad? En los dos sitios. Bueno, no desvarío más, continuo con la historia–. Los muchachos bebían whisky barato, ron malo, vino, cerveza, fumaban porros y quería consumir cocaína. Algunos iban colocados con tranquilizantes. Había 15 personas. 7 eran hombres y 8 mujeres. A la mayoría no los presentaron entre sí, pero poco a poco se fueron conociendo. Una de las dueñas de la casa les habló a unos de otros y a otros de unos, y algunos le preguntaron cosas sobre otros. La media de edad en la casa era de 24 años. El más pequeño tenía 19 y el mayor tenía 31.
. Cuando llevaban un rato bebiendo estaban todos más animados y hablaban con los que antes eran unos extraños. Unos decían que eran poetas o rockeros, otros músicos o periodistas, gimnastas, estudiantes, ferreteros o trabajadores del sector servicios. Otros ni siquiera hablaban.
. Vieron el partido sentados en un sillón, en el sofá, en sillas, en el suelo, de pie... Fue muy emocionante, quedó tres a tres. Dos goles en la prórroga. Un gol de cada equipo. Todo se decidió con la tanda de penaltis. Ganó la selección mejicana.
. La gente que estaba en la casa no se puso muy contenta, pero siguieron divirtiéndose en la algarabía general en que se había convertido la reunión; tíos tocando la guitarra y cantando por los suelos, chavales que jugaban a videojuegos de fútbol, gente que escuchaba en la tele música a todo volumen, tipos que pedían dinero a los demás y entraban y salían de la casa en busca de coca…
. La vecina de arriba no tardó en llamar a la puerta para quejarse del volumen de la música. –Normal, estaban viendo un concierto en la “MTV” y lo tenían a tal volumen que parecía que lo estaban escuchando desde las primeras filas–.
. Más tarde, uno de los tipos que querían coca se fue a dormir a su solitario hogar en el centro de la ciudad.
. El otro tipo que más interés tenía en conseguir droga se quedó dormido en el sofá. Es un misterio cómo pudo hacerlo en medio de aquel alboroto. Pero lo hizo, cayo redondo.
. También se fue uno de los tipos que cantaba y tocaba la guitarra por el suelo. Tenía que trabajar muy pronto esa mañana. Era muy chico y canijo. Y extraño. Estaba teñido de rubio. Casi albino.
. Aún quedaban 12 personas despiertas. Todos se encontraban en el salón de la casa. Entonces, ocurrió una cosa. Un periodista, un músico popular, estaba andando por el cuarto y fue empujado por otro de los jóvenes. Éste, que estaba muy borracho, perdió el equilibrio y cayó de culo contra una mesa de madera con un cristal en la parte superior y otro en la inferior. El cristal de arriba se rompió y el joven periodista traspasó la parte superior de la mesa y quedó atrapado en ella cubierto de cristales.

. -¡Joder, la mesa! –dijo la dueña de la casa de más edad. La otra se llevó las manos a la cabeza.
. -Bueno, lo más importante ahora es ver cómo está este tío –dijo uno de los hombres que había en la fiesta y al que había conocido unos minutos antes.
.
. Le ayudaron a salir de dentro de la mesa.

. -A ver, enséñame el culo para ver que no tienes ningún corte –le dijo el mismo hombre.
. -Mira –le respondió el accidentado bajándose el pantalón y enseñando su peludo culo ante la mirada de todos los que estaban en la habitación. Después se lo subió rápidamente. Parecía no tener nada, o por lo menos nada grave, y eso tranquilizó a algunos. A otros les importó una mierda. Otros aún se estaban cagando en su puta madre por haberse cargado el cristal. La única pareja que había se besó. Mientras se besaban el chico le eructó en la boca a su novia. Después se tiró un peo y rió.
. -Jeje, se me ha escapado –dijo.
. -Qué cerdo eres, tío –le dijo su novia.

. Después la noche siguió. Algunos ya estaban jodidos por la ruptura del cristal y no tenían ganas de nada, otros estaban jodidos por la vida y otros por sus parejas. De todos modos quedaba algo de acción.
. Tres chicas catalanas y una gallega se fueron a dormir a un coche. Un chico catalán fue con ellas. Se despidieron y se marcharon.
. De la gente que quedaba alguna se fue, otra se acostó en las camas.
. El tipo que partió la mesa con su culo fue expulsado de la casa. La dueña de la casa con menos edad, que era la que lo había invitado, le dijo que se fuera por petición de su hermana mayor. Ésta había escuchado al joven periodista rondando solo por la casa y le había dicho que no estaba demasiado tranquila con un desconocido borracho rondando por ahí. No hubo malos rollos. Cuando se lo pidieron, se marchó amablemente.
. En el salón ya sólo quedaban las dos hermanas de la casa, el tipo que aún aguantaba con ganas de juerga y el que se había quedado dormido en el sofá.

. -No nos vamos a tomar nada más? –preguntó el tipo.
. -Bueno, voy a traer una botella de Lambrusco que hay en el congelador muy fresquita –dijo la hermana menor.
. -Muy buena idea –dijo el tipo con ganas de juerga.

. La chica con ganas de juerga fue a por la botella. El tipo le acompañó. El tipo ya le había besado esa noche. Todo había sido justo después de que el partemesas le cogiera el culo. Ella cogió la botella y la descorchó. El cogió tres vasos. Volvieron al salón. El tipo sirvió la botella de lambrusco entera en los tres vasos. Empezaron a beber. El hombre se fue hacia la tele y la encendió. Puso un programa de música clásica que echaban avanzada la madrugada. Eran casi las 6. Intentó bailar con la hermana mayor un poco pero ella no tenía muchas ganas y se acostó pronto. Él, una vez terminado su vino, cogió el de ella. Después él y la hermana pequeña empezaron a besarse apasionadamente. Él la agarró elevándola por los aires y apoyándola contra la pared mientras ella le rodeaba el cuello con sus brazos. Su hermana, que estaba en el baño, pasó por el pasillo y se metió en un cuarto. Segundos después, los dos entraron en el cuarto de ella y... CENSORED.
. Pasadas unas horas la chica se fue a dormir con su hermana a la cama de matrimonio que había sido de sus padres. Ya era de día. El hombre también se durmió.

. TINNN TIN TINTINTINTIN TIN TINNN TIN TINTINTINTIN TII –sonó el teléfono móvil. El tipo lo cogió:

. -¡¿QUÉ CARAJO QUIERES?! –dijo visiblemente cabreado con voz ronca y desgarrada. Mucho Tabaco, Mucho Alcohol. A nadie le sienta bien que le despierten después de haber dormido dos o tres horas en esas condiciones.
. -Aaeeeeeerfregfgf –dijo tras escuchar la respuesta y colgó.

. Eran las 12 de la mañana. Cogió el vaso de lambrusco que había quedado en el cuarto y se lo bebió de un par de tragos. Después escuchó como vomitaban en el baño. Parecía una mujer. Miró a su izquierda. Había una ventana. Vio que bajo ésta, en una mesa de conglomerado, había un paquete de “Chesterfield”. Sacó un cigarrillo y lo encendió. Se lo fumó frente al cristal mirando al mar. Se metió en la cama y se quedó dormido.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal