Los Flying Congrios

Publicación de relatos y poemas

Mi foto
Nombre:
Lugar: Cádiz, Andalucía/Cádiz, Spain

Pescador de Congríos nacido en la antigua Mileto en el año 2000 de la era de John Lennon.

miércoles, 12 de enero de 2011

GRANDES TOBOGANES DE COLORES 2/2

.
.
.
.
.
.
.
.
.
...4 horas después:
.
...-¡Puff, cómo escuece, pica! –gritó al despertarse porque su hija le estaba dando manotazos en la espalda y poniéndose de pie encima. Se había quemado, tenía la espalda roja y pronto se le pondría de color gamba y se le despellejaría.
...-Quillo, ¿tú qué estás aquí para dormir? Para eso no hubieras venido.
...-No, para eso no he ve… –«ah, da igual», pensó y se calló en vez de contestar a su novia.
...-Pun catapún chin pun cómo me gusta el verano –cantó mientras se levantaba y espabilaba.
.
...Se acercó a la neverita que había traído su suegra y sacó una coca-cola light y le pidió un bocadillo de tortilla y la amiga de esta, la esposa de Pepe El Trompeta, le dijo que si quería un filete empanado, o diez, y el dijo que sí, que uno se comía y cuando ella se lo dio lo metió dentro del bocata de tortilla.
.
...-Papá, qué guarro eres –le dijo Myrna cuando empezó a comer.
.
Termina y juega con la niña, van a la piscina de olas y se ponen a nadar hacia al fondo pero a la niña no le dejan ir lejos.
.
...-De ahí no se puede pasar –le dice el socorrista.
...-Yo la vigilo –le dice él.
...-No se puede.
.
...Retrocede.
...Cuando se cansa de la vitalidad desbordante de los 4 años de Myrna vuelve al centro de operaciones tortillístico-tumbonero y la abuela de Juanmita se lleva a los dos niños a dar una vuelta buscando diversión. Él se tumba en una toalla sobre el césped abrazado a Tere. El césped está recién cortado y húmedo y la piel de Tere es blanca y suave como el aceite, el sabor de su lengua es fresco y cálido a la vez, es como chupar el paraíso. La agarra de la mano y le dice que vayan a una pequeña piscina que hay cerca.
...Van y se tiran en el suelo de la piscina, el agua tendrá unos 15 centímetros de alto. Él se tumba sobre los azulejos del fondo y ella posa su jugoso culo sobre su entrepierna. Él no tarda en empalmarse y moverla con movimientos lentos y ella, al poco, que ya se está poniendo caliente, se quita de encima y se pone al lado. Se dan la mano y Rasty Michels se gira.
.
...-A ver si así, metiéndola en el agua, se me baja la cosa –le dice a su amada.
.
Cuando el bañador ya no estaba como una tienda de campaña y el refregón era cosa del pasado, aunque aún estuviera en su mente y pensara en coger esa noche a Tere y endiñarle hasta dejarla KO, se levantaron y volvieron al campamento.
.
...-Myrna se ha perdido.
...-¿Qué dices, Mamá? –contestó Tere a su madre.
...-Sí, que estaba con la Chari en las setas del Mini Park y se ha perdido.
...-Bueno, pues vamos a ir a información a decir que se ha perdido –dijo Tere algo nerviosa.
...-Tranquila que seguro que aparece ahora.
.
...Rasty Michels pensaba que qué casualidad que a Chari no se le hubiera perdido su nieto, seguro que había estado más atento a él que a Myrna, que encima tenía dos años menos, pero ya se sabe la pasión de abuela, su nieto es el bueno y la culpa siempre es del otro, así criaron a Hitler y mira cómo salió.
...Sin embargo, antes de que fueran a avisar de que se les había perdido una niña, Myrna apareció de la mano con una pareja joven que se la había encontrado y se habían hecho amigos suyos.
.
...-Aquí os traemos a Myrna, que nos la hemos encontrado perdida al lado de las pistas blandas.
...-Ah, muchas gracias, ¿eh? –contestaron él y Tere. La niña, que era vergonzosa, estaba cortada.
...-Se les recuerda a los señores clientes que el parque cerrará sus puertas puntualmente a las 19 horas y que deberán desalojar las instalaciones al menos con 20 minutos de antelación –sonó por megafonía.
...-Pues son casi las 6 ya, vamos a ir duchándonos –dijo El trompeta y cogió la toalla, el champú y todos los avíos–. ¿Tú vienes? –le dijo a Rasty Michels y él asintió y fue con él.
.
.
...Llegaron a las duchas y Pepe el trompeta con su cuerpo peludo y su barriga grande se metió bajo una alcachofa y empezó a cantar flamenco. «Hay que ver cómo está Pansequito», pensó Rasty Michels. Se duchó y cuando regresó a las tumbonas estaban todos preparados y se marcharon. Había terminado un hermoso día en familia, ya sólo quedaba el viaje en coche con los niños enredando y la música hortera en la radio.
.
.
.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal